Salamanca: Catedral, la puerta del Nacimiento